martes, 21 de enero de 2014

EMBARCADERO


Situé el caballete en el puerto de Catarroja (Valencia) con la intención de plasmar en un bloc de 35x50 cm estas barcas en reposo. Estudié la composición e inicié el dibujo previo y cuando entusiasmado con las primeras aguadas, se inició un viento provocador en lo que todo se movía. No pude continuar, necesitaba concentración. Recogí velas y regresé a casa. Como el tema me gustaba, no abandoné la iniciada acuarela y en mi estudio, le puse fin con este resultado. Son los gozos y las sombras de la pintura al aire libre.